Tener un pasaporte de la Unión Europea y  la correspondiente nacionalidad europea, te permitirá viajar, trabajar, vivir, estudiar y hasta retirarte en cualquier país de los que componen la Unión Europea sin ningún tipo de limitación. La mayoría de los países de América permiten tener la doble ciudadanía, por eso si optas o cumples con los requisitos para tener un pasaporte de la Unión Europea, tu ciudadanía inicial no se vería afectada.

En este blog vamos a presentarte los distintos requisitos para optar por la ciudadanía europea, dependiendo el país de este conglomerado en el que vayas a solicitar la documentación, además de los beneficios que ofrece ser un ciudadano europeo.

¿Cuáles son los países con Nacionalidad Europea?

La Unión Europea está compuesta por los siguientes países: Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Chipre, Dinamarca, España, Francia, Irlanda, Letonia, Luxemburgo, Países bajos, Suecia, Bulgaria, Eslovenia, Eslovaquia, Estonia, Grecia, Malta, Polonia, República Checa, Finlandia, Hungría, Italia, Lituania, Rumanía, y Portugal.

El Reino Unido ya no forma parte de los estados miembros Unión Europea, esto desde el 31 de enero de 2022, por lo cual un pasaporte de la UE no abre posibilidades amplias de residencia para este país.

¿Cuáles son las ventajas de tener un pasaporte europeo?

Tener un pasaporte europeo, es igual a tener la ciudadanía de algún país de Europa. Los beneficios son muchos, y aquí te vamos a citar algunos:

  • Puedes trabajar y vivir en cualquiera de los países de la Unión Europea sin límite de tiempo.
  • Las personas con pasaporte/nacionalidad europea tienen el derecho estudiar como cualquier otro ciudadano, sin necesidad de solicitar una visa o estancia de estudiante para Europa.
  • Libre de viajar a los países de Europa, sin frontera por cualquiera de los 27 países miembros de la Unión Europea, y también a Islandia, Suiza, Noruega y Liechtenstein.
  • Puedes recibir atención sanitaria y salud en cualquier país miembro de la Unión Europea con tu tarjeta sanitaria. Si estas de visita dentro de cualquiera de estos países, podrás recibir asistencia sanitaria bajo las mismas condiciones que los ciudadanos de ese país.
  • Tienes garantizados tus derechos laborales y sociales gracias a la legislación europea que establece que si trabajas tienes derecho a tener cuatro semanas de vacaciones pagadas una vez al año, además de licencia por paternidad y maternidad, y de licencias médicas en caso de necesitarla.
  • Puedes ejercer tu derecho al voto, es decir que podrás votar en las elecciones del país en el cual tienes tu ciudadanía, y hasta presentarte como candidato en las elecciones del municipio donde residas.

El pasaporte europeo es aquel que es emitido por uno de los 27 estados que son miembros de la Unión Europea, lo que permite viajar sin necesidad de solicitar una visa a cualquiera de los países que ya te mencionamos, y también a un significativo número de países con los que la Unión Europea tiene acuerdos bilaterales.

¿Cómo conseguir el pasaporte y la nacionalidad europea?

Si ya eres ciudadano de otro país fuera de la Unión Europea, hay tres formas de conseguir el pasaporte y la ciudadanía europea, aquí te las detallamos y te decimos en qué consiste cada una:

  • Está el derecho de suelo o tierra: en términos jurídicos se conoce comúnmente como Just soli. Esto quiere decir que puedes obtener la ciudadanía europea por haber nacido en un país de la Unión Europea, aunque solo hayas nacido y nunca hayas vivido en la UE. Si tus padres son extranjeros y naces en un país de estos, la condición principal es que tus padres deben haber residido en dicho país por un periodo determinando de tiempo antes de que nacieras.
  • Por el derecho de sangre: o el Just sanguinis. Esto quiere decir que puedes obtener la ciudadanía si uno de tus padres, abuelos o bisabuelos, es decir hasta la tercera generación, son ciudadanos de la Unión Europea, puedes obtenerla por tu descendencia. Los países que son más favorables para conseguir la ciudadanía europea son Italia, Polonia, Portugal, Lituania, Alemania, Irlanda y Letonia. Hay otros países dentro de la Unión Europea que también permiten obtener la ciudadanía por esta via, pero el proceso es un poco más estricto, ya que también toman en consideración la circunstancias idividuales de cada persona.
  • Por naturalización: es decir, mediante una residencia que se extiende, como por ejemplo cuando estás trabajando en algún país de la Unión Europea. Si estas residiendo legalmente en uno de los países de la UE por un periodo prolongado de tiempo vas adquiriendo derechos.

La razón principal por la que un extranjero llega a un país de la Unión Europea es por trabajo o estudios, es decir, que tu estadía está sustentada en un permiso o visa de residencia, según corresponda. Luego de un periodo determinado ese estatus puede convertirse en una residencia temporal, luego en residencia permanente, y más adelante la ciudadanía.

Los requisitos para la ciudadanía europea vía naturalización son diferentes dependiendo del país de la Unión Europea al que se vaya a solicitar. Algunos incluso, permiten solicitar la ciudadanía de forma directa luego de tener residencia permanente, algunos exigen pasar por un proceso de integración luego de la residencia permanente, para poder adquirir la ciudadanía.

¿Se puede tener doble nacionalidad?

Algunos países permiten tener doble nacionalidad, hasta triple, otros no. Veamos.

Doble ciudadanía o el hecho de tener dos pasaportes se ha vuelto muy común en los últimos años. La parte más importante de esto, la razón por la que se ha vuelto tan popular es por la seguridad. En un mundo como el que vivimos, con altos niveles de inflación, guerras e inseguridad, tener dos nacionalidades es sinónimo de seguridad, y si es de la Unión Europea pues este eleva un poco más el nivel de seguridad por la libertad de movimiento que facilita en los demás países de la UE, donde prácticamente no existen las fronteras.

Los países de la UE que permiten doble nacionalidad son: Grecia, Francia, Irlanda, Alemania, España, Polonia, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Hungría, Lituania, Italia, Malta, Portugal, Suecia y Polonia.