Si trabajar en recursos humanos o eres responsable del área, conoces muy bien el proceso para realizar el precontrato de trabajo para extranjeros, que consta de la contratación de un empleado y el posterior desarrollo para formalizar su entrada a la empresa, luego de firmar su contrato laboral.

El proceso no siempre es el mismo para cada empleado, sobre todo cuando se trata de contratar un empleado extranjero que abandonará su país de origen para mudarse a otro, aquí es donde entra el precontrato, que sirve para asegurarle a esta persona que su incorporación formal a la empresa se hará efectiva.

Cuando hablamos de un precontrato laboral hacemos referencia a aquel documento (legítimo y válido) que firma tanto el empleador como el futuro empleado extranjero, con el propósito de determinar las condiciones laborales, de salario y demás detalles, que se estipularán en el contrato laboral.

Esta práctica no es realizada por las empresas de manera común, y su función es brindar seguridad al futuro empleado extranjero que ya pasó el proceso de evaluación y fue elegido para el puesto de que su contrato laboral será formalizado, y certificar a la empresa, el compromiso de este empleado.

El precontrato no es un contrato laboral, ya que, con la firma de este, el empleado no recibirá un salario, tampoco acumulará beneficios ni antigüedad, ni representa ninguna obligación laboral. Esto es únicamente un compromiso que asegura que se realizará la contratación.

 

¿Cuándo se debe prepara un precontrato de trabajo para extranjeros?

El precontrato laborar para extranjeros tiene lugar cuando el trabajador que vive en su país de origen y ya tiene empleo, recibe una buena oferta laboral de otra empresa.

Renunciar a un buen trabajo es difícil, todavía más complicado salir de tu país y de lo conocido para embarcarte a una nueva experiencia en un lugar desconocido. Es por esto que el nuevo empleador realiza un precontrato laboral donde se fijan y se definen las condiciones del puesto de trabajo, sus funciones, el salario, y demás. En conclusión, en el precontrato se pautan las condiciones para generar confianza en el empleado para que pueda hacer el cambio de trabajo y de país con tranquilidad y seguridad.

Un precontrato de trabajo para un extranjero se cumple cuando el empleado complete las condiciones para conseguir el permiso y la residencia para trabajar en España, y cuando la compañía le dé el alta en la Seguridad Social.

Si necesitas crear las condiciones para que un empleado extranjero pueda obtener un permiso o residencia de trabajo no dudes en comunicarte con Morales Asencio Expatriados. Contamos con un equipo de profesionales que también pueden ayudarte en la creación de un precontrato laboral para un empleado extranjero que desees contratar.

 

Condiciones para el precontrato de trabajo para extranjeros

Es importante que tengas en cuenta que una empresa no puede firmar un contrato con un nacional extranjero que esté en situación irregular o indocumentada, no es legal, pero lo que si puede hacer es llenar un precontrato de trabajo en lo que esta persona consigue su permiso de residencia en España.

Cuando esto ocurre, el modelo del precontrato laboral para un empleado extranjero, no debe ser distinto al modelo del precontrato regular, solamente hay que tener en consideración que los datos del empleado van a cambiar al momento de firmar su contrato regular para ingresar formalmente a la empresa, en función de su identificación legal.

Modelos para crear un precontrato laborar para un extranjero

Debes saber que no existe un modelo específico de precontrato laboral para extranjeros, todo dependerá de la empresa, las condiciones, la vacante que se está ofertando, la funciones que va a desempeñar el empleado,  sus circunstancias, y la empresa debe trabajar el contrato en función de esto.

En este artículo, te presentaremos los puntos a tomar en consideración y que debes incluir en el precontrato de trabajo para un empleado extranjero:

  • El precontrato debe incluir la fecha presentida para firmar el contrato de trabajo en el futuro
  • Debe incluir las condiciones estipuladas y que ambas partes se comprometerán a cumplir, como puede ser la finalización de un estudio, cumplir una licencia por enfermedad, la fecha en la que el empleado llegará a su puesto de trabajo, etc.
  • Se prescribirá el tipo de contrato que se va a firmar en el futuro, es decir, el puesto que se ofrecerá, las funciones de trabajo que va a desempeñar el empleado, el salario, las horas de trabajo, las vacaciones, bonificaciones, beneficios, si la empresa pagará por el lugar donde vivirá y la movilidad del empleado
  • Se incluirá en el precontrato todas las alianzas que se realicen, como por ejemplo las clausulas por exclusividad, la indemnización en caso de que el contrato no llegara a cumplirse o se rompa, entre otros pactos
  • Se deben agregar las eventualidades que puedan ocurrir, así como las licencias o autorizaciones necesarias para trabajar.

¿Cómo funciona un precontrato laboral para un extranjero en España?

El precontrato laboral puede realizarse de forma verbal o por escrito, pero hacerlo de manera verbal tiene sus desventajas, debido a que, si llegase a ocurrir algún problema, sería complicado poder demostrar las cosas que se pautaron. Hacer un precontrato por escrito es la forma más segura tanto para el empleado como para el empleador, y la obligación del cumplimiento del contrato tiene más peso.

Es incorrecto considerar como un precontrato una conversación en la que se le muestra al empleado la disposición de contratarlo, tampoco es un precontrato el anunciar o informarle a la persona que será el candidato escogido para el puesto.

Dicho esto, para que un precontrato de trabajo para un extranjero tenga peso y validez debe presentarse una evidente intención de contratar al empleado en un futuro certero, es decir, con una fecha establecida de inicio, y con unas condiciones determinadas de antemano.

La diferencia entre un precontrato y un contrato laboral, es que en el primero se establece el compromiso para formalizar la contratación, como ya dijimos, en un futuro certero, y el segundo ya es un contrato que se firma al momento que el extranjero llega a España a ocupar su puesto de trabajo.

Si trabajar en recursos humanos o eres responsable del área, conoces muy bien el proceso para el precontrato de trabajo para extranjeros.