La abogacía nace y surge con la idea de crear un mundo más justo, así que el día 8 de marzo sirve para conmemorar esa ansiada igualdad entre los dos sexos. Cada vez avanzamos hacia un mundo más justo, pero como dijo una vez el filósofo y poeta Jorge Agustín Nicolás Ruiz Santayana: “el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla”. Es por eso por lo que en este día vamos a rememorar a las mujeres que han marcado una diferencia en la historia del jurismo.

¿Por qué el Día de la Mujer se celebra el 8 de marzo?

La elección del 8 de marzo no es algo casual o al azar, sino que se han tenido en cuenta diferentes factores en torno a ese día. Ordenando cronológicamente la historia los acontecimientos que llevaron a celebrar este día el 8 de marzo debemos remontarnos primero al imperio ruso. En 1917, en la aguda crisis zarista y en medio de una Primera Guerra Mundial, las mujeres salieron a las calles el día 23 de marzo (en calendario juliano, 8 de marzo en calendario gregoriano) a sublevarse en las calles.

En marzo de 1857, en el marco de la Revolución Industrial, ocurre uno de los sucesos que más importancia tomarán para la historia de este día. Las trabajadoras de una fábrica textil de Nueva York decidieron sublevarse y protestar en las calles por las pésimas condiciones laborales en las que se encontraban. Aunque cabe resaltar que en esa época las condiciones eran similares también para los hombres, pero la parte femenina del sector cobraba la mitad que el masculino y sus condiciones eran aún peores. La manifestación cesó tras una brutal represión policial, pero habían sembrado ya las primeras semillas de una revolución feminista.

En agosto de 1907 se celebró la primera Conferencia Internacional de Mujeres en Alemania, Stuttgart, liderada por Clara Zetkin (política alemana comunista). Ahí se fundó la Internacional Socialista de mujeres, donde se perseguía el sufragio femenino.

El 8 de marzo de 1908 en Nueva York ocurre una huelga similar a la ocurrida en 1857, pero esta vez en la fábrica textil que se encontraba en huelga se planta fuego de manera premeditada y se termina con la vida de 129 mujeres que estaban luchando por unos derechos dignos. Un año más tarde, 1909, se crea una organización de Mujeres Socialistas en EE.UU  el primer Día Internacional de la Mujer, pero siendo testigo de este día solo las mujeres de Nueva York y Chicago.

Pero decidir una fecha fija para este día fue algo mucho más complicado de lo que se pueda pensar. En 1910 ocurrió el segundo encuentro Internacional Socialista de mujeres en Dinamarca (Copenhague). Aunque se intentó fijar el 8 de marzo como el día oficial, la idea no cuajó. En 1911 se celebró el Día Internacional de la Mujer el 19 de marzo (el actual Día del Padre en España).

El debate se terminó en 1975 cuando la ONU reconoció el 8 de marzo como el día oficial y mundial del Día de la Mujer.

¿Quién fue la primera abogada del mundo?

Sarmiza Bilcescu nació el 27 de abril de 1867 en Rumanía (Bucarest). Además de nacer en una buena familia, contó con la suerte de que su madre fuera una mujer feminista que había apostado por la educación de su hija. Sarmiza Bilcescu viaja con su madre a París con apenas 18 años, donde empezaría a estudiar derecho en la Universidad de París.

Sin embargo, el camino para estudiar no fue nada sencillo. Al presentarse a los responsables de la universidad, ya que hacerse un lugar en las aulas fue complicado. Pero, Sarmiza Bilcescu no pensó en rendirse en ningún momento, y consiguió tener el respeto de todos los compañeros y profesores. En 1887 conseguía licenciarse en derecho y fue la primera mujer en conseguirlo. Años más tarde, en 1890, se doctoraba con una tesis doctoral titulada “Sobre la condición jurídica de la madre”.

Ya con el título y después de sus logros siguió luchando contra la misoginia y machismo que había en su época. Volcándose hasta la fecha de su fallecimiento (1935) en ayudar a madres e hijas, para que pudieran acceder a una educación como la que ella había tenido oportunidad de tener.

¿Sabes quién fue la primera abogada de España?

Si bien muchos piensan en Victoria Kent o la mismísima Clara Campoamor, hay un nombre más anónimo y que luchó primero por ese puesto. En 1922 se graduó en Derecho Ascensión Chirivella (1894-1980), a pesar de tener ya una carrera de Filosofía y Letras y Magisterio, la joven valenciana decidió seguir el paso de su padre.

En ese mismo año se anexó al Colegio de Abogados de Valencia, con el único problema de que tuvo que jurar como abogado ya que, en aquella época no se contemplaba que una abogada, mujer, fuera la que vistiera una toga.

En Morales Asencio contamos con un gran equipo en su gran mayoría con mujeres. Si tienes que hacer alguna consulta sobre asuntos legales no dudes en contactarnos, te atenderemos lo antes posible.

×