Antes de entrar en el tema de los impuestos de expatriados en España, es fundamental definir: ¿Qué es un expatriado? y ¿Cuándo se considera un expatriado en términos fiscales?

Un expatriado es aquella persona que ha abandonado su país de nacimiento y tiene su residencia en otra nación.

De este modo, un trabajador expatriado es aquel que ofrece sus servicios a una empresa en un país del extranjero.

En términos tributarios, un expatriado es quien abandona su residencia fiscal en el país de origen y se convierte en residente fiscal del país de destino.

Bajo esta premisa nos cuestionamos: ¿un trabajador expatriado debe pagar sus impuestos en España o en su país de origen? ¿un trabajador español que preste sus servicios en el extranjero tiene obligaciones tributarias con la administración española?

Si bien tienes una empresa y quieres contratar trabajadores expatriados para ocupar cargos de alta cualificación, o si necesitas trasladar a trabajadores españoles a una sede de tu empresa en el extranjero, estás son algunas de las preguntas que te has planteado.

En Morales Asencio te brindamos la asesoría y el respaldo legal que requieres, con abogados especialistas y con amplia experiencia en el derecho laboral internacional.

De esta manera, te informamos de todo lo que necesitas saber acerca de los impuestos de trabajadores expatriados y la Seguridad Social, sin preocuparte por riesgos de incumplimiento.

¿Cómo es la tributación de un expatriado en España?

¿Quieres saber si un expatriado debe pagar impuestos en España? La pregunta correcta es si el extranjero es residente en términos fiscales.
De este modo, una persona es residente fiscal si cumple con alguno de estos requisitos:

  1. Si vive en España durante más de 183 días por año, sin necesidad que sean consecutivos.
  2. Tener intereses económicos en territorio español, esto se refiere principalmente a desempeñar actividades remuneradas, bien sea trabajo por cuenta propia o para terceros.
  3. Si el conyugue no separado y/o sus hijos menores de edad viven en España.

En cualquiera de estos casos se considera que el expatriado es un residente fiscal en España, y por tanto tiene compromisos tributarios con la administración española.

Al momento de contratar a un expatriado es fundamental que los directivos de la empresa y el personal de Recursos Humanos disponga de la asesoría legal pertinente.

Fiscalidad de expatriado

Un expatriado que tiene su residencia fiscal en España debe declarar todas las ganancias obtenidas tanto en España como en el extranjero, teniendo en cuenta las excepciones por convenios de doble imposición.

Pago de impuestos de expatriados en España

Las personas expatriadas que tienen su residencia fiscal en España tienen obligaciones tributarias con el Estado español.

Las empresas que tienen trabajadores extranjeros deben disponer de asesoría legal sobre asuntos tributarios de expatriados, ya que estos temas suelen tratarse en los contratos de trabajo de expatriados.

En Morales Asencio te garantizamos la asesoría y gestión legal que requieres en todo el proceso de contratación de expatriados.

IRPF expatriados

Los expatriados con residencia fiscal en España deben pagar el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF).
La tributación depende de los impuestos generados por el expatriado, que pueden provenir por:

  • Los salarios obtenidos como empleado o como trabajador por cuenta propia.
  • Las ganancias de capital, como ventas de propiedades o acciones de empresas.
  • Otras aportaciones como la pensión.

El porcentaje del impuesto a pagar varía según las ganancias anuales percibidas por el expatriado:

  • Si su salario es de 12.450€ anuales le corresponde pagar el 19%.
  • Si es entre 20.200 a 35.200€ al año debe pagar el 30%.
  • De 35.200 a 60.000€ anuales el 37%.
  • Más de 60.000€ anuales el 45%.

Si eres dueño o directivo de una empresa debes considerar la importancia de tener asesoría legal especializada en el derecho laboral internacional, para establecer estos términos en el contrato y brindar asesoría legal a tus trabajadores extranjeros.

La Seguridad Social de los expatriados

Las contribuciones a la Seguridad Social de los extranjeros, dependiendo de ciertas condiciones, puede realizarse en el país de origen o de destino.

Esto esta relacionado a varias circunstancias, como el tiempo que el trabajador vive en el extranjero, los reglamentos en el país de origen y de destino, y los convenios internacionales, siendo de importancia los acuerdos de los países de la Unión Europea y acuerdos bilaterales entre países.

El país de origen del expatriado puede emitir un certificado de cobertura, en el cual el trabajador paga sus contribuciones en la Seguridad Social de su país.

Sin embargo, en general esto solo es posible por un periodo de tiempo máximo de un año.
Lo común es que los trabajadores con residencia fiscal en España hagan sus contribuciones en el sistema de Seguridad Social español.

Es importante contemplar que existen algunas leyes y convenios de las cuales se pueden beneficiar los expatriados, como la Ley de Beckham, o los tratados entre países.

En este sentido, es fundamental que tanto la empresa, como los trabajadores expatriados dispongan de la asesoría legal pertinente.

Impuesto al Patrimonio expatriados

El trabajador extranjero esta obligado a pagar el impuesto sobre el patrimonio en caso de ser el propietario de algún bien inmueble o activos en general.

Esto incluye variados activos como coches, viviendas, inversiones o ahorros, pero deben superar un valor establecido.

Impuesto de sucesiones y donaciones extranjeros
Este pago se refiere a un bien inmueble o activo obtenido a través de herencias. Esto depende de dos circunstancias:

  1. Si el activo que se hereda se ubica en España, sin importar donde vive el beneficiario.
  2. Si el beneficiario vive en España, sin importar el lugar donde este ubicado el activo heredado.

Impuestos sobre ganancias de capital expatriados

En caso de que el expatriado obtenga una ganancia de capital, bien sea de la venta de una propiedad o de una empresa, se tiene que tributar un impuesto entre el 19% al 23%.

Los residentes fiscales tienen derechos de bonificaciones, por lo cual puede tener que pagar un porcentaje menor.

¿Por qué solicitar la asesoría legal de Morales Asencio para asuntos tributarios de expatriados?

¿Has proyectado el crecimiento de tu empresa para los próximos años? Si es así, seguro te diste cuenta de que cada vez más es necesario contar con trabajadores extranjeros que tienen el perfil y la cualificación que requieres para una vacante en tu empresa.

Si tienes en tu empresa trabajadores expatriados o si has considerado contratar trabajadores extranjeros, requerirás asesoría legal especializada en derecho laboral internacional.

De este modo, con Morales Asencio tienes el respaldo legal de abogados con amplia experiencia en asuntos laborales internacionales, que elaborarán el contrato de trabajador expatriado evitando riesgos por incumplimiento que puedan afectar a tu empresa y generar gastos innecesarios.

Por otra parte, como empresa podrás brindarles a tus empleados expatriados la asesoría legal que requieran en todas sus gestiones, tanto en la solicitud de documentos, como en el pago de impuestos de expatriados y toda obligación tributaria.

En Morales Asencio te ofrecemos un servicio legal eficiente, brindado por abogados experimentados, que te asesorarán en todo momento y se harán cargo de las gestiones legales que requieras.

Contáctanos AQUÍ.