Participar en proyectos públicos, solicitar plaza para trabajar a nivel local o internacional, solicitar ayudas o financiación… En general, estar asesorados en cada fase de nuestro traslado de residencia a un país extranjero es fundamental para aprovechar las oportunidades que se nos presenten en el marco laboral o profesional.

En España, constituir una empresa lleva consigo un conjunto de procesos y evaluación de riesgos que debemos prever en cada fase de nuestro desarrollo de negocio. Tomaremos como punto de partida una de las diversas consultas recibidas en este sentido.

“Hola, soy ciudadano peruano y busco un abogado especialista que me asesore en la creación de mi empresa en mi calidad de extranjero”.

  1. Trámites previos o anteriores a la creación de la empresa:

Uno de los aspectos fundamentales antes de crear una empresa, es determinar dónde fijaremos nuestra residencia y las autorizaciones de residencia disponibles que sean adecuadas en nuestra situación concreta.

Una mala previsión de los procesos migratorios puede retrasar de manera significativa el proceso de creación de una empresa en España.

En España, el Número de Identificación de Extranjero (NIE) como su nombre lo indica, es el documento que nos identifica como ciudadanos extranjeros. Se nos asigna cuando nuestra relación con este país deja de ser por turismo (excediendo una permanencia de 3 meses), o bien cuando queremos establecer una actividad de negocios o realizar alguna transacción comercial. Es decir, cuando  nos vinculamos a España por intereses económicos, profesionales o sociales.

En nuestro artículo: Qué es el NIE y cómo solicitarlo podrás responder algunas preguntas claves, tales como:

  • ¿Cómo y cuándo puedo solicitar el NIE?
  • ¿Qué documentos son necesarios para solicitar el NIE?
  • ¿Dónde puedo solicitar un NIE?
  1. Procedimiento de creación de empresa:

El proceso de creación de una empresa en España conlleva la intervención de un notario público y su inscripción en el Registro mercantil, sin embargo, también existe una Ventanilla Única de Empresarial en la cual también puedes realizar los trámites para la creación de tu empresa.

Más que los trámites administrativos, será necesario conocer cuál es la forma mercantil o societaria, el régimen fiscal o tributario más adecuado en función de las necesidades de tu negocio. Hay diversos cambios legislativos que favorecen la constitución de empresa entre los más recientes:

  • Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalizaciónLa
  • Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social

En la ley de emprendedores mencionada se facilita la gestión de autorizaciones de permiso para trabajar en España, con el fin de atraer talento a la región. Este nuevo procedimiento se centra fundamentalmente en el plan de negocio.

Puedes ver más detalle de la visa de emprendedor en las 5 Claves del visado de emprendedor en España.

Además, y en caso de que tu proyecto no sea considerado como innovador o de sector estratégico tienes disponible la autorización de residencia por cuenta propia prevista en el régimen general de la ley de extranjería de España, que básicamente establece cumplir los requisitos siguientes:

  • Licencias para la apertura y funcionamiento de la actividad proyectada
  • Título profesional exigible o experiencia suficiente para desarrollar su negocio
  • Poseer la inversión suficiente y que el proyecto genere empleo
  • Poseer recursos económicos suficientes para su manutención y alojamiento

      3. ¿Qué documentos necesito para completar la creación de mi empresa en España?

Puedes consultar los documentos necesarios para la constitución o creación de tu empresa, a través del portal de inversiones de España de manera general, necesitarás los documentos siguientes:

  • Poder de representación:

Los fundadores deben otorgar poderes de representación suficientes a la persona que vaya a constituir la nueva sociedad en su nombre en España.

  • Certificación negativa de denominación:

Debes solicitarse al Registro Mercantil Central una certificación en la que se confirme la reserva de la denominación deseada y se indique que ésta se encuentra disponible y puede ser utilizada por la nueva sociedad.

  • Certificación bancaria que señale que se ha realizado una aportación dineraria:

El importe a pagar en efectivo en el momento de la constitución de la nueva sociedad suele depositarse o transferirse a una cuenta bancaria abierta en España a nombre de la nueva sociedad, añadiendo al final “sociedad en formación”.

  • Los estatutos de la nueva sociedad, con el contenido mínimo exigido por la ley española.
  • Declaración censal de inicio de actividad ante la Agencia Tributaria, en su caso
  • Inscripción de la Empresa en la Seguridad Social, en su caso.

Por último, recordarte que te ayudamos en el desarrollo de tu plan de negocios, asesoramiento sobre la estructura jurídica y el régimen jurídico aplicable. Si tienes una idea te acompañamos en cada fase de implantación en España. Contáctanos.